Mi foto
La Plata, Buenos Aires, Argentina

jueves, 23 de julio de 2009

Esas mentiras que llamamos Realidad

La Felicidad es creer por un rato

En esas mentiras que llamamos Realidad.


Por ejemplo; que la tierra gira alrededor del sol

Y que seremos libres algún día.

Por ejemplo; que el rojo es rojo y el verde verde,

Aunque un perro diga lo contrario.

Por ejemplo; que el hombre pisó la luna

Y que Dios está enojado.

Por ejemplo; que estamos hechos de agua

Y que la amistad subsiste.

Por ejemplo; que la justicia será justa algún día

Y que la risa expresa alegría.

Por ejemplo; que la nieve es blanca y fría

Y que el hombre necesita compañía.

Por ejemplo; que tus ojos se parecen al mar

Y que el destino nos unirá algún día.

Por ejemplo; que las guerras desaparecerán

Y que la paz mundial no es una utopía.

Por ejemplo; que los nombres designan individualidades

Y que los hombres somos todos iguales.

Por ejemplo; que la humanidad progresa

Y que las flores nacen en primavera.

Por ejemplo; que el invierno es gris

Y que al poder le preocupa la pobreza.

Por ejemplo; que si me das tu mano el tiempo se detiene

Y si confío en mí el miedo desaparece.

Por ejemplo; que los pájaros vuelan

Y que al final del arcoiris una fortuna te espera.

Por ejemplo, que los duendes hacen magia

Y que la memoria nos ayuda a entender.

Por ejemplo; que las plantas dan oxígeno

Y que los grandes capitales no contaminan.

Por ejemplo; que las ventas no manipulan necesidades

Y que la gente decide sobre sus vidas.

Por ejemplo; que un abrazo puede curar heridas

Y que la ética limita las ambiciones.

Por ejemplo, que derechos y obligaciones están equilibrados

Y que la corrupción se acaba si tiramos para el mismo lado.

Por ejemplo; que si todos saltásemos al mismo tiempo el mundo se detendría

Y que si todos los niños pudieran comer la esperanza renacería.

Por ejemplo; que si la jubilación reconociera una vida de trabajo,

Quizá, la adolescencia no se extendería y la sabiduría de la vejez

Tendría un spot publicitario.

Por ejemplo; que las ilusiones son eternas

y que la esperanza jamás se pierde.

Que tus besos saben a menta

Y que hasta podría quererte.

Por ejemplo; que las promesas se cumplen

Y que el tiempo lo cura todo.

Por ejemplo; que llorar te purga el alma

Y esperar te abre los ojos.

Por ejemplo; que hay que sentir con pasión y pensar con racionalidad

Porque si se altera el orden de los factores se pudre todo.

Por ejemplo; que lo que acabo de decir fuera naturalmente lógico

Y que tú no hubieras sentido con racionalidad

Para que yo, hoy, no estuviera pensando con pasión.

Por ejemplo; que todos los días amanece

Y que la lluvia sigue mojando.

Por ejemplo; que las crisis ayudan a crecer

Y que no es tan difícil seguir creyendo en algo.



La Felicidad sería, entonces,

creer en seguir amando.

A pesar de las mentiras

Y a pesar del desengaño.

Policromátik. (23-07-09)

7 comentarios:

Lucas Esandi dijo...

Esa felicidad que parece inalcanzable como una mariposa, pero que si la esperamos en silencio puede posarse sobre nosotros, dirá Hawthorne.

Yo tengo para mí que es un acontecimiento y/o una decisión.

Saludos!

Lucas Esandi dijo...

Digo que no basta evocar tiempos felices para invocar la felicidad. Hay que vivir conforme el presente, haciendo del tiempo el propio, esperando la felicidad, pero decidiendo ser feliz.

Lucrecia dijo...

muy bueno costiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!! te fekicito...segui sorprendiendome q ya soy tu fan num 1 ! jajajjajaj
beso

Constanza Albarracín dijo...

Hola Lucas! está bueno lo que decis sobre "decidir" ser felices. De alguna manera yo también creo que depende de uno mismo y de dónde uno se pare...pero, todos somos realmente capaces de "decidir" nuestra felicidad?? Cuando decis "esperando la felicidad, pero decidiendo ser feliz" la felicidad está en uno mismo o viene de afuera??
Gracias por compartir tu opinión eso es lo interesante de estas cosas!!! Besosss :)

CASPA DE MALDITOS dijo...

Hola Constanza, muy bueno tu blog, lo estuve ojeando un rato. Ni sé como llegué acá ya jeje, saltando de un lado al otro, supongo. Te conozco de antes, creo, del colegio secundario. Te agrego a mis blogroll y seguiré pasando. Pasáte cuando kieras!
Bye!

gonza2285 dijo...

muy bueno lo que planteas... igual la felicidad va acompañada de lo que uno pretende de la vida... se puede ser feliz con las cosas que se tienen en el presente sin dejar de lado el pensamiento de un futuro... es más cada uno deberia ser feliz con lo que le toca y con lo que hace para que le toquen esas cosas, dandole más valoración a las cosas que son importantes y sacandole el jugo positivo a las que nos hacen mal... bueno besso y me gusta mucho lo que escribis, ya te lo dije hace tiempo..cuidate y segui con estas ideas, porque que seriamos si no nos preguntamos las cosas??? creo que como los caballos de carro, mirando para adelante sin importar lo demas, por lo menos yo lo siento así... besso

Lucas Esandi dijo...

No somos todos capaces de decidir ser felices. Para eso hay que ayudar a los que no pueden.

Y con respecto a «esperando la felicidad, pero decidiendo ser feliz» me refiero al acontecimiento y la decisión de la felicidad.

Yo creo que la felicidad nos viene de afuera cuando acontece, y entonces sentimos que ya es parte de nosotros, que está en uno mismo, ahí lo maravilloso.

Y también creo que la felicidad radica también en hablar sobre ella. Así se expande y se hace mayor.

Por eso los enamorados se la pasan diciéndose cuánto se aman. Así, son más felices.

Saludos!